: Correo urgente

Daniel Calparsoro y la comunicación

Daniel Calparsoro es un director de cine nacido en Barcelona, y autor de la notable película «Cien años de perdón», que es un thriller de intriga y acción, con asalto a un banco, derivas inesperadas e imprevistos giros, pero también con ciertas dosis de humor y elementos de denuncia social.

Y estrena ahora el realizador catalán el largometraje que protagoniza Raúl Arévalo titulado «El aviso», que cuenta la historia de un niño de diez años que recibe una carta con una amenaza de muerte, que nadie en su círculo cree, y que parece relacionada con una serie de crímenes que siguen un extraño orden numérico.

Mientras, de otra parte, la película presenta a un joven obsesionado con los números, que investiga una sucesión de muertes, ocurridas a lo largo de los años en el mismo lugar, y que parecen tener un modelo común, intentando descifrar dicha frecuencia como única opción para salvar al niño amenazado de muerte.

Y es «El aviso», según leo, una película de trasfondo fantástico, que plantea la existencia de universos paralelos, y que según Calparsoro habla sobre todo de la comunicación, pues en ella se plantea como un hombre intenta relacionarse con un niño que vive en otra época, para procurar salvarle la vida.

Seguir leyendo …

 

Marisa Navarro

    

Javier Marías y ser uno mismo

Berta Isla es la última novela de Javier Marías, en la que a partir de un determinado suceso se desarrolla un relato sobre las extrañas relaciones que en ocasiones se dan entre los seres humanos, con un recorrido a través de las cuestiones referentes a la dificultad de conocer lo que el otro piensa o quién es realmente, así como también sobre la incertidumbre y la espera y la necesidad de amor y de compañía.

Y en cuanto a esto último, añado que aun cuando la soledad es normalmente una situación que no se desea y que se asocia con la tristeza y la melancolía, cabe decir que bien gestionada permite un mayor conocimiento propio y una oportunidad de crecimiento personal, fortaleza y creatividad, si escuchamos dentro de nosotros mismos nuestras necesidades y anhelos con el propósito de aprender a disfrutar de cada instante y de conocernos mejor, encontrando un mayor significado a nuestra existencia. Para lo cual es fundamental aprender a ser uno mismo, comportándonos sin miedos ni limitaciones, reflexionando si estamos viviendo desde nuestra misma esencia sin pretender la aprobación de los demás, buscando qué es lo que más deseamos en nuestra vida así como lo que nos proporciona un mayor disfrute o en qué destacamos especialmente.

Seguir leyendo …

 

Marisa Navarro

    

Santiago Segura y la asertividad

Santiago Segura es un director de cine y actor que se da a conocer con la saga de películas que con gags ingeniosos y delirantes relatos, presentan al detective Torrente, como un atípico e inaudito personaje que a pesar de resultar descuidado, cutre y miserable, inspiraba complicidad hilarante y extraña simpatía, en guiones de humor grueso con bromas pesadas y grotescas, y chistosas escenas con mucho sarcasmo.

Y abandonando, al menos temporalmente, esa serie, dirige ahora Santiago Segura la película Sin rodeos, interpretada por Maribel Verdú, que presenta como una comedia coral en la que cualquiera puede identificarse con la protagonista, al preguntarse retóricamente el director, que ¿quién no ha vivido algún momento en el que se ha sentido superado?

Y es que efectivamente, muchas veces nos vemos pasivamente en situaciones, que nos pueden llegar a molestar mucho, y en las cuales quizá, deberíamos haber dicho aquello que pensábamos, pero no lo hicimos, lo cual puede llevarnos a perder la consideración por nosotros mismos, o al contrario hacernos estallar de ira, con unas consecuencias más lamentables, frente a lo cual hay una forma de respuesta y de respeto, que resulta eficaz entre la pasividad y la furia.

Seguir leyendo ..

 

Marisa Navarro

    

«Billy Elliot» y los sueños cumplidos

Billy Elliot es una sensible y emotiva película que narra cómo en un pequeño pueblo inglés las decisiones de una Margaret Thatcher recién llegada al poder afectan duramente al sector minero, iniciándose duros enfrentamientos entre la policía y los piquetes de huelguistas e intensificándose los conflictos entre la clase obrera y el gobierno.

Y es en ese ambiente donde se desarrolla la historia de un niño de familia trabajadora que, con un talento especial para la danza y pleno de ilusiones artísticas, deja las clases y los guantes de boxeo por unas zapatillas de baile, enfrentándose a un difícil entorno familiar y social que le lleva a realizarlo inicialmente a escondidas. Y el musical sobre esa historia que narra las dificultades del joven Billy, y el posterior y emotivo apoyo de la familia en la pequeña ciudad del norte de Inglaterra, en la cual los hombres practican el boxeo y trabajan en la mina, llega a Madrid, y al nuevo teatro Alcalá, en una representación de dos horas y media que se me antoja excesivamente larga y en la que destaco la intervención de los niños artistas, en una espectacular representación de luces, música y decorados que acompañan la conocida historia de solidaridad obrera, lucha, coraje y sueños hechos realidad.

Seguir leyendo …

 

Marisa Navarro

    

Clint Eastwood y el destino

Clint Eastwood es un actor que inicialmente se dio a conocer por sus papeles de rudo e inexpresivo vaquero en aquel género de películas hechas con bajos presupuestos, aunque algunas de ellas innovadoras y estéticas, producidas en su mayoría en Italia y denominadas spaghetti westerns, entre las que recuerdo algunas tan conocidas como El bueno, el feo y el malo o La muerte tenía un precio del director romano Sergio Leone.

Y a una extensa trayectoria cinematográfica de Eastwood como intérprete hay que añadir más de una treintena de películas como realizador, con obras tan singulares como Million Dollar Baby, que es una película sobre el mundo del boxeo, la incomunicación y la soledad, o como la excelente cinta del oeste titulada Sin perdón, o como el complejo y profundo drama Mystic River sobre la amistad, los límites éticos, la inocencia y la venganza.

Y pasa el tiempo y el actor Clint Eastwood se esfuerza por mantener alejados los efectos inevitables del devenir de los años, intentando mantener el oficio que ha sido, imagino, la pasión de su vida, incluso cuando el talento y la inspiración no estén siempre presentes a la altura esperada.

Seguir leyendo …

 

Marisa Navarro

    

Guillermo del Toro, pura poesía

Recuerdo El laberinto del Fauno como una extraordinaria película del género fantástico dirigida por Guillermo del Toro, ambientada en la posguerra española, en la que de forma imaginativa e inquietante se narra como una joven se encuentra con un fauno en las ruinas de un laberinto, donde la extraña criatura le revela que ella es en realidad una princesa a quien los suyos esperan desde hace mucho tiempo, si bien para poder regresar a su mágico reino la niña deberá superar varias pruebas.

Y la evocación de esta película se encuentra presente en mí al leer que el realizador mejicano estrena en España su ya muy premiada película titulada La forma del agua, respecto de la cual señala que la considera un trabajo muy personal, y que la define como «un cuento de hadas para tiempos difíciles».

A lo que añado que es una película que se desarrolla a modo de fábula poética de ciencia ficción, ambientada en un laboratorio secreto en los años sesenta en el que el ejército estadounidense tiene confinado y sometido a feroces torturas en nombre de la seguridad nacional a un monstruo mitad pez y mitad humano capturado en el Amazonas, que viene a ser una mezcla de anfibio y de hombre, con quien la protagonista, que es una mujer de la limpieza solitaria y muda, vivirá una pasional relación.

Seguir leyendo …

 

Marisa Navarro

    

El hilo invisible

Paul Thomas Anderson es un director de cine estadounidense, de estilo sofisticado, complejo y profundo, autor de originales películas como Magnolia, que es un filme de historias cruzadas con tramas paralelas ambientadas en la ciudad de Los Ángeles y que guardan entre sí una extraña relación o The Master, que es un drama que narra cómo un brillante intelectual impulsa una organización religiosa de la que se convierte en líder y fundador, sumando de un modo constante nuevos adeptos y, entre ellos, a un hombre destruido por el alcohol con el que inicialmente mantendrá una adictiva relación de confianza que desaparecerá ante la creciente sospecha del engaño.

Y tras el drama histórico ambientado en los años veinte, de título Pozos de ambición, que nos habla del egoísmo y de la codicia, dirige de nuevo Anderson al gran Daniel Day-Lewis en la película El hilo invisible, ambientada en los años cincuenta y en el Londres de la postguerra, interpretando el actor irlandés a un famoso diseñador, que junto con su hermana visten a las damas de la aristocracia londinense de la época, con una firma de alta costura que representa la clase y la elegancia, ocurriendo que un día conoce a una joven que viene a convertirse en su amante y en su inspiración, pero su vida que hasta entonces resultaba ordenada y metódica, acabará alterada por esta relación dependiente y tortuosa.

Seguir leyendo …

 

Marisa Navarro

    

Llámame por mi nombre

Luca Guadagnino es un realizador de cine italiano, cuya película Llámame por mi nombre, relata una historia de amor protagonizada por un joven estudiante, atlético y viril, que pasa un verano con unos amigos italianos y el hijo de esta familia, con una trama que se pretende sensual y emotiva, describiendo conexiones emocionales y químicas, en la apasionada relación que surge entre ambos.

Y se trata de un filme que viene avalado por numerosos reconocimientos, como son sus nominaciones a los Oscars, a los Globos de Oro y a los premios BAFTA, pero que me resulta largo y tedioso, no captando mi atención y estima, salvo en momentos puntuales como la escena de la conversación entre padre e hijo, plena de cariño y respeto, sensibilidad y afecto, o el largo primer plano del protagonista en los títulos de crédito.

Seguir leyendo …

 

Marisa Navarro

    

Frances McDormand y tres anuncios en las afueras

Imagino a Frances McDormand como una mujer decidida, valiente y de animosa personalidad, mientras recuerdo la historia desoladora y singular, de un secuestro encargado a unos ineptos delincuentes y organizado por un pobre hombre, cobarde y lleno de codicia, que se enfrenta con una mujer policía, dulce, carismática, y en avanzado estado de gestación, en un pueblo de la América profunda, en la película Fargo, que viene a ser un relato de humor negro y de emocionante intriga, escrito y dirigido en los años noventa por los hermanos Coen.

Y sigo con esa misma imagen de la actriz estadounidense, tras asistir al reciente estreno de su último trabajo, Tres anuncios en las afueras, en la que interpreta con talento y matices, en un drama criminal, ambientado también en un fondo rural americano, a una mujer de cincuenta años, que ante el asesinato de su hija, decide iniciar por su cuenta, una singular disputa contra la policía de su pueblo, al considerar que no se están tomando el interés necesario para resolver el caso y hacer justicia.

Seguir leyendo …

 

Marisa Navarro