: Prensa

Gastrosiexta

En esta ocasión, la Dra. Marisa Navarro, nos habla sobre los beneficios de la siesta “completa”

Marisa Navarro

 

    

Consejos para no discutir

Las discusiones perjudican la salud.

Consejos para recuperar la calma.

 

    

Cómo identificar al tóxico que siempre te hará discutir

El desarrollo de la tecnología permite que una opinión sobre un tema sea “escuchada” (o leída) en cualquier parte del mundo. Y eso nos expone diariamente a comentarios que nos irritan, nos molestan o incluso pueden llegar a ser el detonante de discusiones y enfados, sobre todo cuando estos llegan a los círculos más íntimos de nuestra vida, a través de Facebook Instagram Twitter o mediante nuestros grupos de Whatsapp.

Es maravilloso que cada uno pueda expresar libremente lo que opinas, pero según explica la doctora Marisa Navarro, autora de los libros “La medicina emocional” y “El efecto tarta”, el problema es que muchos confunden la posibilidad de manifestar su opinión con la falta de respeto y eso nos hace recibir comentarios que suelen generarnos mucha crispación. Tanta, que es frecuente ver cómo algunos famosos, muy expuestos a recibir todo tipo de críticas, cierren sus cuentas de Twitter, Facebook o Instagram. Para evitarlo, la doctora insiste en que es fundamental aprender a no dejar que opiniones contrarias nos afecten, pero sobre todo eludir discusiones, que perjudican nuestra salud más de lo que pensamos.

Seguir leyendo …

 

Marisa Navarro

    

Niños hiperregalados

¿Nos estamos pasando con los regalos? ¿Somos capaces de controlar lo que les damos a nuestros hijos? A veces consentimos mucho. Muchas regalamos de mas. Y hacemos que nuestro hijo padezca el síndrome del niño hiperregalado. El pequeño que lo padece “es aquel que sufre ante la avalancha de obsequios y regalos en un mismo día”. “Hay tantos focos en los que poner la atención que el niño es incapaz de concentrarse en ninguno. Esto provoca que se disperse y llegue incluso a perder la ilusión. Es por ello que al contrario de lo que se pretende, llegue a frustrarle y así se vuelva apático, se enfade y empiecen las quejas, con el típico “esto no es lo que quería” y otras cosas peores, que tan mal sientan a los padres”.

    

Cómo reconocer los primeros signos de depresión

Para saber que realmente padecemos una depresión, hemos de fijarnos no solo en sus síntomas psicológicos sino también en los físicos. Diferentes estudios alertan de que la depresión afectará al 40% de los españoles en algún momento de su vida, pero que solo la mitad de ellos serán correctamente diagnosticados y tratados.

¿Por qué no acudimos a los profesionales? Según la doctora Marisa Navarro, terapeuta y autora de los libros ‘La medicina emocional’ y ‘El efecto tarta’, “vivimos en una sociedad tremendamente competitiva, en la que no nos permitimos ser vulnerables, y en la que las enfermedades mentales no están aceptadas. Incluso se sigue mirando con recelo a aquellos que acuden el psicólogo o al psiquiatra”.

Seguir leyendo …

 

Marisa Navarro

    

Si quieres ser feliz no busques la felicidad

“Resulta contradictorio que una persona dedique su vida a buscar la felicidad. Ser feliz no es una obligación. Es más, cuando uno se esfuerza por ser feliz, está dejando de serlo, porque la felicidad es espontánea, es un sentimiento que aparece cuando menos lo esperas, cuando no te estás fijando en él”. De esta forma, la psicóloga y terapeuta Cristina Martínez Bernal previene contra esa nueva obsesión social que pretende convertir la satisfacción personal en un bien de consumo rápido y duradero.

Cada mes se publica una media de mil estudios sobre la felicidad, que vienen a engrosar una colosal bibliografía a la que se accede a través de las 172 millones de entradas sobre el tema que nos ofrece Google. Incluso las Naciones Unidas se suma a esta fiebre por el bienestar del cuerpo y el alma al elegir el 20 de marzo como el Día Internacional de la Felicidad.

“Esperar ser feliz continuamente es dañino. El estado de las personas cambia constantemente, todos tenemos altibajos”, explicaba la psicoterapeuta Gina Clarke en un artículo en el diario británico ‘The Independent’. O dicho de otra manera, los sentimientos de ira, frustración o tristeza son tan naturales como la alegría. Ninguno va a desaparecer gracias a los consejos de un libro de autoayuda, por tanto hay saber convivir con ellos.

Seguir leyendo …

 

Marisa Navarro

    

Duelo ante una pérdida

¿A que dificultades nos enfrentamos ante la pérdida de un ser querido?

 

Marisa Navarro

    

¿Tienes adicción a las emociones negativas?

Seguro que conoces a personas que parecen estar constantemente tristes, preocupadas por algo, que siempre son muy pesimistas, parecen enfadadas o incluso, cada vez que las ves, te cuentan que tienen problemas con otras personas. Las hay que no conciben su vida si no es en conflicto, hacen de la discusión una afición, de la ira su estado de ser natural, e incluso llegan a no entender la felicidad si no es a costa de la infelicidad de otros. Pueden sentirse constantemente preocupados y pesimistas, buscan hasta lo más profundo de su mente pensamientos negativos para sentirse tristes, desamparados y desgraciados. Da igual que aparentemente las cosas parezcan ir bien, ellos nunca están contentos.

¿Por qué son así?, nos preguntamos. Porque han descuidado tanto el manejo de sus emociones, se han despreocupado tanto de intentar tener pensamientos positivos, que se han convertido en adictos a sentir emociones negativas y no pueden entender su vida de otra manera. El origen de esta situación puede estar en algún trauma o experiencia negativa, o en el haber sido educados por personas que eran así, y de las que se ha imitado su comportamiento, o simplemente en la elección de una manera de actuar que se pretende sea como un mecanismo de defensa. Pero el que este hecho se convierta en una adicción tiene una razón científica, que se basa en cómo se comportan nuestras neuronas.

Seguir leyendo …

 

Marisa Navarro

    

¿Qué son los trastornos 2.0?

No causan fiebre, no tienen síntomas evidentes, no hay que ir a urgencias por ellas, pero afectan al estado general del niño y son tan invalidantes como la mayor gripe: son las tecnopatologías o enfermedades 2.0. Para contraerlas solo hace falta darle a un niño un móvil de última generación para uso personal.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) la media de edad en la que los niños tienen su primer móvil es a los 10 años. A los 12 años, el 70% de los niños tiene un smartphone y a los 14 años ya lo tiene el 93%.

Seguir leyendo …

 

Marisa Navarro

    

  • 1
  • 2