en Reflexiones

Pequeños detectives.

Casi todos sabemos lo que hace felices a los demás, a nuestros familiares, a nuestros amigos, a nuestra pareja. Pero te has parado a pensar las pequeñas cosas cotidianas que te hacen feliz a ti. Es difícil aumentar nuestros momentos de felicidad si no somos conscientes de lo que nos satisface de verdad; si no nos damos cuenta de las pequeñas cosas que nos aportan dicha. Suelen ser sencillas, pero menudo no reparamos en ellas. Estemos más atentos para que no se nos pasen por alto, y así poder disfrutarlas más, incluso vamos a ser pequeños detectives en busca de todo aquello que en nuestra vida diaria nos hace sonreír.

Marisa Navarro