en Reflexiones

Respetemos las distintas formas de amar

Cada uno de nosotros tenemos nuestra forma de amar, única y genuina, y nos suele pasar que creemos que no nos aman lo suficiente cuando el otro tiene una forma diferente de amar a la nuestra. No lo solemos entender, si a nosotros nos brota abrazar, no comprendemos cómo al otro no le brota, si a mi me nace mirarle, no entendemos que el otro esté tan despistado. Respeta su forma de amar, y ocúpate de lo tuyo, abrázalo, míralo y siéntelo como tu quieras, y deja que el otro muestre el amor, a su manera.

Marisa Navarro