en Reflexiones

Se puede pedir más?

Hacer un elogio o un cumplido sincero a alguien, es algo que sienta muy bien. Por supuesto sienta fenomenal a quien lo recibe. Es algo que le gusta a todo el mundo, pero no puedes imaginar el beneficio que reporta a quien lo hace. Cuando una parte de nosotros está pendiente de lo bueno que hacen, dicen o piensa los demás, significa que esa parte de nuestro ser está orientada a lo positivo. Esto siempre traerá bienestar a nuestra vida, unido a eso, está el buen ambiente que crearemos a nuestro alrededor, y el agradecimiento sincero que despertaremos en los demás. Se puede pedir más?.