en Reflexiones

Tiene gracia

Te has preguntado por qué nos sientan tan mal las críticas, nos ponemos a la defensiva y atacamos directamente a la yugular como si fuera una cosa gravísima. Cuando en realidad una crítica es solo algo que otra persona piensa de mi, una observación que otra persona hace sobre nosotros, sobre lo que hacemos o sobre lo que pensamos acerca de algo. Y que la mayor parte de las veces no tiene nada que ver con lo que nosotros pensamos sobre nosotros mismos. Casi siempre, éstas reacciones ante una crítica se producen de forma automática, sin que realmente nos paremos a pensar qué están diciendo de nosotros, porque si las meditáramos un momento, nos podrían hasta hacer reír, tiene gracia que alguien piense algo de mi que no tiene nada que ver con mi verdad, que por supuesto es lo que yo pienso de mi mismo, ¿dónde está el problema?.

Marisa Navarro