en Correo urgente

Woody Allen y la aprobación de los demás

Me gusta imaginar que Woody Allen, ante el inexorable paso del tiempo, no concibe su existencia sin esa pasión irrenunciable que le lleva a rodar con entusiasmo una película todos los años, y aunque lógicamente su obra no siempre resulta excelente, es cierto que hasta sus filmes más prescindibles contienen momentos y diálogos propios de su poderoso talento.

Como sucede en su última película, protagonizada por mi admirada Kate Winslet, de título Wonder Wheel, según la crítica no de las mejores, y que con elementos de comedia y tragedia, se desarrolla en los años cincuenta en el barrio de Coney Island, donde se ubica la playa natural de Nueva York, narrando la historia de una camarera que deseaba ser actriz, y que intentando huir de su desoladora realidad, se enamora de un vigilante de la playa que aspira a ser escritor, y que resulta mucho más interesante que su alcohólico y bruto marido.

Seguir leyendo …

 

Marisa Navarro