en Artículos

La medicina emocional

Basta con echar un vistazo a las personas que nos rodean para darnos cuenta de que las que se hallan deprimidas, malhumoradas, tristes, gozan habitualmente de peor salud que aquellas que son, por naturaleza, optimistas, y miran la vida con alegría y convicción.

Ello parece evidente, pero no lo es tanto que, si esto es así, trabajar en el mundo de las emociones de las personas, tratando de mejorarlas, puede de la misma manera ejercer un efecto positivo sobre su salud. De hecho, podemos preguntarnos si, intentando ser más felices, mejoraremos al mismo tiempo nuestro bienestar.

Seguir leyendo …

 

Marisa Navarro

Marisa Navarro