en Sin categoría

A todos nos gusta.

¿Por qué nos cuesta tanto pedir ayuda?. ¿Por qué nos cuesta tanto aceptar que nos ayuden?. En general nos gusta ayudar a los demás, nos encanta hacer favores. ¿Por qué creemos que eso sólo nos gusta a nosotros?. A la mayor parte de la humanidad les produce una gran satisfacción ayudar a los demás, sentirse útiles, necesarios, y hacer favores. Si piensas que cuando pides ayuda a alguien, le estás dando la oportunidad de sentirse bien y satisfecho por poder dártela, cambiará tu forma de ver las cosas, y comenzarás a pedir ayuda cuando la necesites, con mucha más tranquilidad.

PSYSI