en Sin categoría

Cada uno, lo que mejor sabe hacer.

Lo importante es repartir bien los roles. En cualquier sociedad, laboral, matrimonial, o de cualquier otro tipo, es fundamental un buen reparto de roles. Repartir adecuadamente los roles, supone que cada uno va a hacer lo mejor que sabe hacer. Aportando sus capacidades, aptitudes y trabajo en beneficio de la sociedad. Con ello nos evitamos la competitividad, que es nefasta para el éxito de cualquier sociedad. Y todos colaboramos con nuestro papel, y valoramos los papeles de los otros, en pro de un beneficio común.
PSYSI