en Blog

Cómo reconocer una relación tóxica

Lo que se da, se da, y además es fácil. Dejarse la piel en una relación, agotarse, quedarse sin aliento. Poner todas nuestras energías para que una relación funcione. Si alguien tiene que hacer ésto, podría pararse y plantearse esa relación. Lo que suele ocurrir es que nos empeñamos y nos empeñamos en que algo que no fluye, lo haga. No importa a qué precio, invertimos lo que sea. Después miramos hacia atrás, y vemos el tiempo y la energía invertida, en querer que se de algo, que no se da. Cuida la relación, mímala, pero no para hacer que funcione, sino porque así lo sientes y lo quieres.

Tiene que ser fácil, sencillo, tiene que fluir.

Como cuidar algo que quieres. Cuando tenemos que hacer tanto esfuerzo para que una relación se de, se crea resentimiento por todo lo dado, por todo lo invertido, y el resentimiento pasa unas facturas muy altas.

firma_marisa navarro
Doctora Marisa Navarro
Video consejo: Cómo reconocer una relación tóxica – «Además, es fácil» 20/05/2010