en Sin categoría

Consentir, permitir.

Nadie nos hace nada que nosotros no lo permitamos. Esto es algo que tenemos que tener muy claro. No eches culpas, ni responsabilices a nadie, de lo que tu y solo tu has permitido. Responsabilízate de lo que consientes y de lo que permites. Me podrán coger desprevenido la primera vez. A partir de ahí si vuelve a ocurrir, tu lo estás consintiendo. Pon límites claros, que sean facilmente entendibles, que no produzcan confusión. Haz que los respeten, pero recuerda respetártelos tu. siempre puedes elegir.

PSYSI