en Sin categoría

Da la luz.

Dejemos de resistirnos a la parte que no nos gusta de nosotros, también somos eso. ¿Por qué nos enfadamos tanto con nosotros mismos, cuando tenemos emociones o sentimientos que no nos gustan?. Nos sentimos culpables, culpamos a otros, miramos hacia otro lado. Todo menos dar la luz. Toma conciencia de ellas. Lleva allí donde veas zonas oscuras, la luz de conciencia. Date cuenta, reconócelas y acéptalas. Cuando ilumines esas zonas, podrás ver y descubrir qué hay, y sólo así, podrás actuar en consecuencia. Dejemos de resistirnos, da la luz, abrázalas, y juntos seguro que podéis hacer muchas cosas.
PSYSI