en Sin categoría

Dispuesto a admitirlo.

El problema, es cuando sabes que algo no lo estás haciendo bien, y no estás dispuesto a admitirlo. Esta situación te bloquea, y no te permite una buena direccionalidad en tu vida. Cuando reconocemos nuestras limitaciones, lo que no sabemos, o lo que no se nos da bien, se abre ante nosotros un universo de posibilidades. Desde la aceptación, podemos ir a muchas partes. Buscar ayuda, trabajar para mejorar, aprender, delegar, practicar, insistir, cambiar la dirección, empezar de nuevo desde otra perspectiva.. Todo un mundo de nuevas posibilidades.

PSYSI