en Sin categoría

El primero y el último.

Siempre he escuchado decir que tenemos que vivir cada día como si fuera el último que vivimos. Saboreando cada momento, dándole importancia a lo que realmente la tiene, y con esa tolerancia que hace que todo sea fácil. Pero creo que tendríamos que vivirlo también como si fuera el primero de nuestra vida. Sorprendiéndonos de cada cosa que se presenta ante nosotros, dándole el brillo de la novedad a cada situación vivida. Disfrutando de los minutos como si cada uno de ellos nunca antes fuera conocido. Porque de hecho así es. Cada momento es único. No te los pierdas.

PSYSI