en Sin categoría

En paz con nuestro cuerpo.

Para aceptarnos físicamente, para estar a gusto con nuestro cuerpo, lo primero que hay que empezar a entrenar son nuestros pensamientos. Está muy bien que queramos encontrarnos mejor con nosotros mismos. Está muy bien que queramos perder esos kilos que nos sobran si así lo decidimos, seguro que nuestra salud lo agradece. Pero si quieres que tu cuerpo responda, ya puedes empezar a enviarle mensajes positivos, cualquier camino será mucho más fácil de hacer, si no lo llenas de espinas. No puedes estar enfadado con tu cuerpo. Empieza a decirle cosas bonitas, firma un tratado de paz con él, haz que tu cuerpo esté orgulloso de ti, y tu de él. Ya verás cómo empieza a responder. Y si no lo crees, pruébalo.
PSYSI