en Sin categoría

En su justa medida.

Creemos que tener más opciones, aumentará nuestras posibilidades de éxito. Sin embargo en algunas ocasiones ésto nos hace entrar en una espiral de dispersión. Y además, está el pensar que siempre puede haber una opción mejor, lo que no nos permite disfrutar de lo que tenemos, de lo que conseguimos, y continuamos buscando y probando nuevas opciones, hasta el infinito. Elegir está bien, centrarse está bien, seleccionar está bien. Creer que tenemos muchas opciones además de podernos provocar dispersión, puede hacer que no seamos lo sufientemente constantes y entregados, en el objetivo que nos hemos trazado. Tener opciones está bien, pero en su justa medida, demasiadas, pueden hacer que nos perdamos.
PSYSI