en Sin categoría

Ese manto.

No dirijas la energía de tu mente a problemas y preocupaciones, pues será lo que veas por todas partes. Aquello en lo que pones tu atención, tiende a hacerse más grande, y lo encontrarás a tu paso. Haberlos, hay los mismos, solo que tu los verás con mayor frecuencia y cantidad. Los harás más grandes, y les darás mayor importancia. Sin darte cuenta estarás tejiendo un manto de problemas con el que te cubrirás. Toma conciencia de ello. Dirige la energía de tu mente a las cosas buenas de la vida. Y tira ese manto bien lejos.

PSYSI