en Artículos

¿Cómo hacer frente a un despido sin que afecte a la salud?

Perder el empleo es una situación tremendamente traumática, pues a la incertidumbre económica que puede provocar, hay que sumarle los daños psicológicos derivados del arraigo al lugar físico de trabajo, a unas costumbres y a un día a día que deberán ser cambiados, y sobre todo, a un futuro de inseguridad que genera mucho estrés, y que puede desembocar en una depresión.

Según explica la doctora Marisa Navarro, especialista en coaching empresarial y escritora, la pérdida del trabajo supone un cambio muy brusco, tanto en la vida de la persona como en la de su entorno. Las personas que lo sufren generalmente pasan por un periodo de crisis de autoestima y duelo, lo que puede generar problemas serios de salud.

Las afecciones dermatológicas, problemas digestivos, musculares y dolores de cabeza son muy comunes, para evitarlos y que esta situación no se vuelva dramática, lo más importante es aceptar la realidad y para hacerlo conviene tener en cuenta una serie de recomendaciones, según comenta la doctora Marisa Navarro.

Seguir leyendo …

 

Marisa Navarro