en Sin categoría

Insustituibles.

Considera las pausas en el esfuerzo. Alrededor de dos horas es el tiempo medio en que uno puede mantener un esfuerzo intenso, una atención mantenida, un rendimiento alto. A partir de ese tiempo, aunque intentemos seguir el mismo ritmo, nuestro rendimiento cae considerablemente a pesar de estar realizando el mismo esfuerzo. Los descansos, las pausas, los ratitos de evasión, de desconexión, es lo que nos permite tener otro periodo de esfuerzo con alto rendimiento. No los olvides, no los dejes de lado. Son realmente importantes e insustituibles.

PSYSI