en Sin categoría

La acción despierta la emoción.

La acción, incluso el gesto despierta las emociones correspondientes en mi. Si realizo acciones de cansancio, de frustración, de agobio, de desesperanza, crearé en mi las emociones acompañantes. Si por el contrario realizo acciones de alegría, de satisfacción, de cariño, de seguridad, de templanza, del mismo modo se despertarán esas emociones en mi. A través de la acción puedo provocar y modular mis emociones. Elige aquellas que te lleven y te faciliten el camino a donde tu quieres ir. Despierta a través de las acciones las emociones que quieres sentir.

PSYSI