en Sin categoría

Las parcelas.

Ten muy clara la diferencia entre lo que depende de ti y lo que no depende de ti. No te asombres, nos confundimos constantemente. Cuantas veces nos sorprendemos tirando de carros que no son nuestros. Realizando tareas que no nos corresponden y que ni siquiera sabemos porque las estamos haciendo. O preguntándonos como hemos llegado a un determinado sitio, cuando no teníamos la menor intención de llegar allí. Si eso es así, es que confundimos nuestras parcelas con las que no nos pertenecen. Tener claros nuestros limites nos ayuda a que esto nos pase «menos», eliminarlo del todo es casi imposible.

PSYSI