en Sin categoría

Lo que fluye.

Lo más difícil no es siempre lo mejor. Solemos relacionar algo que nos cuesta enormemente, o algo con un alto coste vital, como lo mejor, o por lo menos superior, a lo que nos es más fácil, sencillo, o lo que fluye con nuestras vidas. Indudablemente muchas cosas cuestan un esfuerzo, y hay que ganárselas. Pero alinear nuestra existencia con aquello que fluye, con nuestros dones, o con nuestras capacidades y recursos internos, nos facilita la vida, y no tiene porqué ser menos bueno. En la mayor parte de los casos suele ser lo contrario. Descubrir lo que fluye conmigo es uno de los caminos más maravillosos que puedo emprender.
PSYSI