en Sin categoría

Mensajero.

No seas mensajero de nada, ni de nadie. Deja que los demás descubran sus realidades o las de otros, en el momento que les corresponda. No se las hagas saber tu, no les lleves esa información. Lo más normal, es que maten al mensajero, ¿y quién no lo haría?. Si lo puedes evitar, no seas portador de malas noticias. Al mensajero de malas noticias, no se le espera con los brazos abiertos. No te disculpes pensando que estás ayudando, no lo estás haciendo, esa no es tu labor. Y si es una costumbre en ti, te evitarán, si les es posible.
PSYSI