en Sin categoría

No eches leña al fuego.

No pierdas ni un minuto de tu vida en pensar en personas que no te convienen, que te sientan mal, que son tóxicas para ti. Sácalas de tu vida lo antes posible. Estas personas hacen daño, tanto en presencia como virtualmente. Aléjate de ellas físicamente. Aléjate de ellas mentalmente. Manténte lo más alejado posible. La distancia física es la más sencilla de adoptar. La distancia mental es otro cantar. Empieza por la física, y da tiempo para que poco a poco se de la mental. Puedes ayudar no echando leña al fuego, ni una pequeña ramita. Así la hoguera se apagará antes.

PSYSI