en Sin categoría

No odies.

Odiar con intensidad, requiere un gran esfuerzo, mucha imaginación, y grandes cantidades de energía emocional. Odiar capta toda nuestra atención, roba nuestro vigor, y hace estragos en nuestra salud. Rechaza el odio en tu vida, enfádate, cabréate, patalea, protesta, pero no dejes que anide el odio en tu vida. Por tu propio bien, por tu salud física y mental, manténte lejos de ésta dañina emoción.

PSYSI