en Sin categoría

No te juzgues.

Nos convertimos en el juez mas implacable, cuando el juzgado somos nosotros mismos. Solemos ser amables y condescendientes con los demás. Pero a nosotros no nos pasamos ni una. No te juzgues.
Intenta ayudarte cuando lo necesites. No te juzgues. Responsabilizate de tus pensamientos, de tus sentimientos, de tus actos. Mira lo que puedes mejorar. No te juzgues. Date nuevas oportunidades para poner en practica lo aprendido. No te juzgues.

PSYSI