en Sin categoría

Nuestras limitaciones.

Conocer nuestras limitaciones nos hace mucho más fuertes. Conocer lo que me sienta y lo que no me sienta bien. Conocer los caminos por los que no tengo que caminar. Y tomar las decisiones adecuadas al respecto, no merma mi fortaleza sino todo lo contrario. De hecho no todos los caminos son transitables para mi. Hay que tenerlo claro. Hay cosas que quiero y puedo hacer, y otras que no quiero hacer aunque pudiera. El conocimiento de mi mismo hace que mis elecciones sean inteligentes. Y sigo creciendo que para eso estoy aquí.

PSYSI