en Sin categoría

¿Por qué nos cuesta tanto?

¿ Te has dado cuenta en cuantas ocasiones,
nos dedicamos a empeorar situaciones que ya de por si son negativas?. ¡Qué comportamiento tan poco inteligente!. Sabemos que sólo con un pequeño cambio de dirección, una palabra amable, una sonrisa, una disculpa, podríamos mejorar la situación, y sin embargo nos cuesta mucho hacerlo. ¿Por qué nos cuesta tanto?. ¿Por lo de no dar nuestro brazo a torcer?. Posiblemente. Meditemos un poco, y seamos inteligentes, emocionalmente inteligentes.

PSYSI