en Sin categoría

Que vuelen libres.

Sueña a lo grande. ¿Por qué no?. Es gratis. Tenemos tendencia a soñar prudentemente. Como si nos diera miedo soñar grandes cosas. Como si no nos lo mereciéramos, o fuera demasiado para nosotros, o no fuéramos capaces de tales hazañas. Y entonces nos decimos, ¿que para qué soñar con ellas?. Los propios sueños son los motores de lo que hay en ellos. No se si los harás o no realidad, pero en cualquier caso, te sientan bien y te dirigen hacia cosas hermosas. No te los cortes. Sueña a lo grande. Déjales que sueñen libres, como tienen que ser los sueños.

PSYSI