en Sin categoría

Ser tu mismo.

No seas la persona que alguien quiere que seas, se la que tu quieres ser, entre otras razones, porque no podrías ser otro. Si cambias en algo, si eliges algo o decides algo, que sea porque tu lo quieres así. Si coincide con lo que el otro quiere, fenomenal. Pero si no coincide, elige siempre que puedas lo tuyo, lo que tu quieres. Con seguridad, con serenidad y respeto a las discrepancias, pero en tu sitio, porque eso es lo que tu quieres. Si dejas de ser tu mismo, ¿qué te queda?, te lo voy a decir, un gran carga de rabia y resentimiento hacia la persona, por la cual, has dejado de ser tu mismo.

PSYSI