en Sin categoría

Solo por hoy.

Nos asustan los largos plazos, nos da miedo comprometernos con ellos. Creemos que no vamos a poder, que no vamos a ser capaces. Huimos de esos largos compromisos. Ni con otros, ni con nosotros mismos. Y es así, a pesar de quererlos. De tener la convicción de que es lo que nos conviene, lo mejor para nosotros, para nuestra vida. Una buena formula es la del «solo por hoy». Solo por hoy no fumo. Solo por hoy voy a comer sano. Solo por hoy voy a hacer deporte. Solo por hoy me voy a cuidar. Solo por hoy… Mañana quizá sea otro «solo por hoy»… Como siempre funcionamos mejor en el momento presente.

psysi