en Sin categoría

Te cambia la vida.

Tres minutos al día para agradecer. Dedicar tres minutos al día para dar gracias por lo que tenemos, nos cambia la vida. Cada noche, antes de dormirnos, dedicar tres minutos, solo tres minutos a dar gracias por todo lo hermoso que tenemos, por las cosas bonitas que nos pasan, por las personas que nos quieren y a las que queremos, por sentir, por ser, por hacer. No des las cosas por supuesto. Agradecelas cada día. No importa que repitas lo mismo día tras día. Tomar conciencia de ellas te cambia la vida.

PSYSI