en Sin categoría

Y además.

Las cosas que haces forzadas, tarde o temprano, suelen tener fecha de caducidad. Y además, sueles sentir rabia por haberlas hecho. Y además, con frecuencia tienen finales conflictivos y revueltos. Y además, crean resentimiento. Y además, te hacen sentir mal. Procuremos que nuestra vida sea lo menos forzada posible. Ya se que tendríamos que irnos a una isla desierta, para estar libres 100%, y aún así tengo mis dudas. Pero estemos atentos, para colocarnos lo menos posible, en acciones forzadas que podamos evitar. Intentar prescindir de ellas, es nuestra responsabilidad. Si no lo hacemos, nos tocará lidiar con los: «Y además».
PSYSI