en Blog,Sin categoría

No te causes heridas que tardan en curar.

Si sientes que al hacer lo que tu crees que tienes que hacer, estas traicionando a alguien. Cambia la dirección de tu mirada, y estate atento a no traicionarte a ti mismo. Es inevitable que te sientas mal ante los daños colaterales que tu decisiones, elecciones y acciones puedan producir en otros. Puede que se sientan traicionados, enfadados, molestos, agraviados, es labor de ellos manejar todos esos sentimientos. Si te traicionas a ti mismo la herida que generaras en ti tardara mucho en curar. Y además crearás resentimiento con quien elegiste que no se sintiera traicionado. 

psysi 

    

3 comentarios

  • gines
    Jul 30, 2013 at 09:05 am

    Es “el que dirán” lo que limita nuestras decisiones.
    Saludos

  • juanluis
    Jul 30, 2013 at 11:57 am

    Nadie elige sus heridas porque es la vida la que hiere y, cuando de verdad lo hace, no hay antídoto que valga. Duro oficio este.

  • María Isabel Navarro
    Ago 18, 2013 at 09:54 pm

    Es cierto que la vida nos puede herir. Pero intentemos no hacernos esas heridas nosotros mismos.

Leave a Reply