en Artículos

Cinco consejos para no deprimirse en invierno

¿Tiene que ver el estado de ánimo con el tiempo que hace en la calle? Las estadísticas demuestran que en países de climas fríos se registran más casos de depresión y de ansiedad que en los lugares de temperaturas cálidas. La falta de luz es la razón principal que explica el elevado índice de este tipo de trastornos en los países nórdicos, por eso es normal sentirse triste cuando llega el invierno y las horas de sol son más escasas.

“En invierno, la falta de luz hace que nuestro cuerpo produzca más cantidad de melatonina, que es determinante a la hora de producir sueño. Por eso nos sentimos más cansados, apáticos y somnolientos”, explica Marisa Navarro, autora del libro La medicina emocional y experta en depresión, trastornos de sueño e hipnosis clínica por la Universidad Complutense de Madrid. La especialista señala que, al mismo tiempo que se genera esta sustancia, disminuye la serotonina, el neurotrasmisor que hace que nos sintamos más felices. Del mismo modo, la bajada de niveles de vitamina D que produce la luz del sol también condiciona nuestro estado de ánimo durante los meses de invierno.

Seguir leyendo …

 

Marisa Navarro