Banner Pensamientos rumiantes en Amor,Confiar en ti

Pensamientos Rumiantes | Ejemplos | Tratamiento

Los pensamientos rumiantes son pensamientos repetitivos y por lo general negativos que no podemos quitarnos de nuestra mente.

¿Alguna vez habéis tenido pensamientos rumiantes? Seguro que sí, todos los hemos tenido en algún momento, cuando algo nos preocupa mucho es fácil que puedan surgir, y como nos agobian, todo el día dándole vueltas y vueltas a lo mismo y sin poder dejar de pensar en ello, no nos dejan ni dormir. 

Los pensamientos rumiantes son pensamientos reiterativos sobre un tema, que se repiten y se repiten, que nos cuesta mucho pararlos y que además provocan sentimientos muy intensos en respuesta a ellos, casi siempre negativos y desagradables. 

Recuerda que primero es el pensamiento y después el sentimiento, y que según pienses te vas a sentir, así pues estos pensamientos rumiantes que por lo general suelen ser negativos, de preocupación o catastrofistas, hacen sufrir mucho cuando se tienen. 

Ejemplos de pensamientos rumiativos

La pérdida de un ser querido, un accidente, una enfermedad, problemas económicos, laborales y muchos otros  pueden generarnos durante un periodo de tiempo pensamientos rumiantes, la culpa, la vergüenza, el resentimiento, el rencor, el miedo, la rabia, la venganza, etc, son sentimientos que nos pueden llevar a tener muchos pensamientos rumiantes que a su vez provoquen mas sentimientos de este tipo, una verdadera pescadilla que se muerde la cola. 

Lo cierto es que hay muchas personas con tendencia a tener pensamientos rumiantes, más allá de que les haya acontecido un episodio de vida que pudiera justificarlos. En ellos más que el tema de la rumiación, lo que es importante es el mecanismo del pensamiento, prácticamente es una manera de pensar, así que se pasan de rumiar un tema a rumiar otro, es como si tuvieran una antena que va buscando temas para rumiar, con los intensos sentimientos correspondientes a sus pensamientos rumiantes. 

¿Por qué surgen los pensamientos repetitivos?

Los pensamientos rumiantes, en la mayor parte de las ocasiones intentan solucionar un problema, algo que nos preocupa y nos angustia, pero mira tú por dónde qué hacen justo lo contrario. Nos agotan, nos abotargamos, no podemos pensar con claridad y por supuesto nos bloquean a la hora de solucionar lo que tengamos que solucionar.

Yo les digo a mis pacientes que cuando tienen un problema, nuestro cerebro que es muy listo va a intentar buscar la mejor solución posible según las opciones con las que cuente. Así que lo mejor que podemos hacer es dejar que las busque sin estorbarle, ni bloquearlo con pensamientos rumiantes. Pero esto a veces no es fácil de hacer cuando algo nos preocupa mucho. 

Los pensamientos rumiantes nos producen sentimientos por lo general negativos y que alteran nuestro bienestar,  y muchas veces hacen que los problemas estén mucho tiempo presentes en nuestra vida, mucho más del que tendrían que estar.

Los pensamientos rumiantes nos predisponen en negativo

Nos consumen una gran cantidad de energía, por lo que  hacen que estemos cansados, abotargados, agotados. Nos alteran el sueño y nuestra paz. No podemos concentrarnos en lo que tenemos que concentrarnos, nos sacan de vivir nuestro momento presente. Nos predisponen en negativo ante la solución de los problemas, ya que las rumiaciones suelen ser casi siempre en negativo y muchas de ellas catastrofistas. Nos impiden ver otras posibilidades, otras oportunidades, nos inmovilizan. 

Pero qué podemos hacer ante una avalancha de pensamientos rumiantes que todos podemos tener en cualquier momento. 

Bajar el volumen de los pensamientos rumiantes

Tenemos que parar el pensamiento, sí, indudablemente es lo mejor que podemos hacer. Pero muchas veces esto es muy complicado, por eso yo aconsejo en primer lugar bajar el volumen de esos pensamientos, y una vez que lo hayas bajado entonces podrás pararlos. 

“La técnica de la frase raqueta” que explico con detalle en mis libros, “La Medicina Emocional”, “El Efecto Tarta” y “Las Ruedas Dentadas” te ayudarán a bajar el volumen de tus pensamientos rumiantes de una manera fácil y eficaz, y una vez que hayas bajado el volumen, mis libros te enseñarán también a parar el pensamiento y a crear pensamientos positivos

Porque no tengas ninguna duda, si tienes pensamientos positivos estarás mucho más preparado para afrontar y solucionar aquello que pueda acontecer en tu vida. 

Dra. Marisa Navarro.

Libro las ruedas dentadas de Marisa Navarro

    

Leave a Comment