en Sin categoría

Si repites, refuerzas.

Si estás atento a tus pensamientos, te vas a sorprender al observar, cuantas veces repites frases que son perjudiciales para ti, y para los demás. Cuantas veces te insultas y te maltratas. Cuantas veces lo haces con otros, incluso con personas muy queridas. Vale, es muy difícil evitar que vengan una primera vez. Pero repetirlas depende de ti. Tienes una gran responsabilidad sobre ello. Cuando te permites repetirlas, las estás reforzando, y esto trae consecuencias muy negativas para ti, y para tus relaciones.

PSYSI