en Reflexiones

A la vuelta de la esquina.

Seguro que conoces a alguien a quien admiras. Esa persona que te gusta mucho en su forma de ser, de actuar, de estar en el mundo y de vivir la vida. Puede ser un amigo, un familiar, un conocido… No importa quien sea. Tómalo como modelo. Puede ser un guía maravilloso. Te puede enseñar muchas cosas. Puede hacer que veas la vida de otro color, acompañarte en el momento que estás pasando, o ayudarte a elegir el camino que necesitas. Estate atento, a veces los maestros están, a la vuelta de la esquina.

Marisa Navarro