porqué somos desconfiados en Amor,Confiar en ti,Medicina Emocional

Desconfiar, ¿Por qué soy desconfiado? 

¿Por qué somos desconfiados? Pues posiblemente por nuestros miedos e inseguridades

¿Eres confiado o desconfiado? 

¿Sabes en qué consiste la desconfianza? 

¿Por qué se produce?

¿Qué nos provoca desconfianza?

La desconfianza no es más que el miedo con uno de sus disfraces, ya sabes que tiene muchos, pero miedo al fin y al cabo. 

Desconfiamos cuanto nos sentimos inseguros ante alguien, cuando pensamos que existe un peligro de algún tipo y que no seremos capaces de defendernos ni de manejarlo. Nos sentimos indefensos y desconfiamos

Tener miedo nos hace desconfiados

Seguro que alguna vez has sentido desconfianza, todos la hemos sentido y no es un sentimiento agradable. Ya sabes que primero son los pensamientos y después los sentimientos, y que según pienses te vas a sentir, así que si sientes desconfianza es porque estás teniendo pensamientos de desconfianza. Y por supuesto que esto te llevará a tener acciones de desconfianza, que en principio son protectoras, y si existe un peligro real será positiva esa desconfianza, pero muchas veces no obedece a la existencia de un peligro real sino imaginario y nos provoca mucho sufrimiento gratuito. 

Si eres una persona desconfiada seguro que eres una persona con miedos, miedo a que te hieran, a que te traicionen, a no saber defenderte, a ser demasiado vulnerable, a qué te ocurra lo mismo que te ocurrió antes, el miedo puede ser a cualquier cosa y en consecuencia la desconfianza también. Las personas desconfiadas siempre están protegiéndose de los demás y de la vida en general lo que hace que se pierdan muchas cosas, por eso, por desconfiadas. 

¿Cómo se genera la desconfianza?

A veces la desconfianza se genera por creencias o ideas preconcebidas, sobre todo a aquello que no se conoce, desconfianza a las personas que son de diferente raza, o aquellas con diferentes ideas políticas, o desconfianza a los que tienen unos rasgos determinados o visten de una forma concreta. Piensan, “estos no son de fiar”, y este pensamiento crea la desconfianza y por supuesto los comportamientos de desconfianza hacia esas personas o grupos, que al notar esa desconfianza sobre ellos, que notarse se nota, se comportan a su vez de una determinada manera, con cierta prevención también , sería: “el comportamiento en respuesta frente a una desconfianza”, y así se cierra el círculo, ya que el desconfiado 🤨 puede así confirmar sus pensamientos de desconfianza

No existe término medio, o confías o no confías, aquí no se puede decir yo confío un poco, esto es total, o confío o desconfío. Tú eliges, y eliges porque puedes elegir tus pensamientos y de esta manera tus sentimientos y tus acciones. 

Si desconfías de los demás no podrás disfrutar de ellos, no llegarás a conocerlos, porque tú te cerraras a esa posibilidad y ellos a su vez también, si desconfías de alguien cierras la puerta a cualquier tipo de relación, porque no querrás tener relación con alguien en quien desconfíes, pero tampoco esa persona que nota tu desconfianza querrá tener ninguna relación contigo. 

Te estás perdiendo muchas cosas, ¡una pena!

En ocasiones tendemos a desconfiar por las experiencias pasadas en nuestra vida, un amigo nos traicionó, una pareja nos engañó o los compañeros de trabajo abusaron de mi buena fe, puede haberte pasado cualquier circunstancia, pero el pasado es pasado, y que esas experiencias te supongan el haberte convertido en una persona desconfiada no tiene razón de ser. De las experiencias pasadas se aprende, pero no se cierra uno a las oportunidades que nos brinda la vida. 

Salvo que sea algo realmente clarísimo, hazte el firme propósito de confiar en todos, es eso de todos son inocentes mientras no se demuestre lo contrario, tú súbete a los trenes que pasen por tu vida, que tienes que bajarte de algunos, pues te bajas, te quedas con lo aprendido y sigues con tu vida. Por supuesto esto no quiere decir que no pongas límites y te protejas, pero nada tiene que ver una cosa con la otra. 

¿Cómo nos afecta la desconfianza?

Ocurre además que las personas desconfiadas ven peligros por todas partes y sienten mucho miedo a ser heridos, con lo cual suelen tener problemas en las relaciones con los demás en todos los ámbitos, personal, familiar, de pareja, laboral, viven en un mundo que interpretan como hostil y en el que son incapaces de disfrutar.

Así que si bien la desconfianza es un sentimiento protector, que nos ha permitido la supervivencia a lo largo de la historia y que tiene una función protectora, el problema surge cuando las personas se convierten en desconfiados constantes, pudiendo llegar incluso a convertirse en una paranoia, todo es peligroso, puede hacerle daño, quieren abusar de ellos, aprovecharse, solo se puede confiar en uno mismo, nadie es digno de su confianza, lo que llevará como ya he comentado a un sufrimiento continuo, a estar siempre en alerta, a aislarse, a padecer ansiedad e incluso depresión

¿Cómo puedo volver a confiar?

Cuando esto ocurre se hace necesario buscar ayuda psiquiátrica y psicoterapéutica, y en muchos casos se necesita tratamiento farmacológico, cuando estamos ante altos grados de ansiedad, depresión o se ha desarrollado una paranoia

En mis tres libros, “La Medicina Emocional”, “El Efecto Tarta” y “Las Ruedas Dentadas, pequeños cambios para grandes cambios” te enseño a potenciar tu autoestima, a ganar seguridad en ti mismo y a afrontar tus miedos, con ello podrás manejar tu desconfianza, aprenderás a elegir “confiar”, porque es necesario para vivir una vida plena y feliz. 

Dra. Marisa Navarro.

Libro las ruedas dentadas de Marisa Navarro

    

Leave a Comment