en Reflexiones

No lo vuelvas a coger.

Una vez que has sacado de tu vida algo que te sentaba mal, no lo vuelvas a coger. En un momento nos sentimos fuertes para afrontar eso que no nos sentaba bien y soltarlo. Es una ocasión, en la confluyen los ingredientes necesarios para que eso sea así. Hacemos ese esfuerzo, en ocasiones titánico, y ya creemos que todo está hecho. No es así, tenemos que estar atentos, eso que nos sentaba mal sigue estando ahí. Puede que un día estemos más débiles, o que se den los elementos necesarios, que abran de nuevo las puertas a eso que no nos sentaba bien. Estemos alerta, una vez que lo has sacado de tu vida, no lo vuelvas a coger.

Marisa Navarro