Autocuidado en Amor,Apasionarse,Confiar en ti,Medicina Emocional

Autocuidado | Cuidarnos para ser felices

El autocuidado es una de las prácticas más importantes que podemos llevar a cabo en nuestras vidas, conocernos y hacer aquellos que nos haga felices

¡Qué palabra tan sumamente importante, cuánto mensaje y sabiduría encierra esta palabra!, formada por “auto” en su significado de “propio, por uno mismo, por sí mismo, de sí mismo” y por “cuidado” en su significado de “acción de cuidar, de modo de actuar de la persona que pone el máximo interés y atención en que sus acciones hacía algo o alguien salgan lo mejor posible”.

Imagínate, qué palabra tan maravillosa “Autocuidado”, que define cualquier acción de cuidado personal en cualquier sentido que depende del propio individuo, que se realiza de forma volitiva, ósea por su propia voluntad, y por su propio deseo e iniciativa.

Nuestra salud tanto física como mental depende en gran medida de nuestros cuidados hacia ellas. De este modo el autocuidado sería todo aquello que podamos hacer por cuidar nuestra salud física, mental y social. En el autocuidado tú eres el director, el ejecutor y el responsable de tu cuidado a todos los niveles.

Debido a esta gran responsabilidad que tenemos sobre nuestra salud física, mental y social, es tan importante educar en el autocuidado, para de esta forma conseguir estar más saludables tanto física, mental como socialmente.

Autocuidado emocional, vamos a conocernos para hacer aquello que nos haga bien

Pero para cuidarnos tenemos en primer lugar que conocernos, es difícil cuidar aquello que no se conoce, ¿cuáles son nuestras necesidades?, ¿qué nos sienta bien y qué no nos sienta bien?, y ser muy conscientes de todo ello. Sigo encontrando con mucha frecuencia en consulta personas que “no saben” sobre sus necesidades, ni sobre qué les sienta bien o mal. Antes de dar el siguiente paso hay que conocer con lo que voy a trabajar, en este caso “yo mismo”

Una vez que tengo este conocimiento es necesario permanecer muy atento a muchos aspectos, a mis pensamientos, a mis sentimientos, a mis acciones, y darme cuenta de qué cosas tengo que cambiar para encontrarme mejor. A veces puedo cambiar elementos del entorno que no me sientan bien, en otras ocasiones el cambio solo puedo realizarlo en mi persona, en cualquier caso intentaré cambiar aquello que dependa de mí, a veces cambiando yo cambia lo que me rodea

Ya te estás imaginando todas las cosas que podrías hacer o cambiar en tu vida para prevenir posibles enfermedades futuras y para potenciar tu salud y bienestar en todos los aspectos de tu vida. Incluso con todo lo que hoy sabemos sobre de lo que depende nuestra salud y longevidad, habrás escuchado hablar de la longitud de nuestros teloneros, esos pelillos que se encuentran alrededor de nuestro ADN y que pueden acortarse o alargarse dependiendo de nuestros estilos de vida, más largos más salud y longevidad, y viceversa.

Ejemplos de autocuidado de la salud

Sé que imaginas de lo que voy a seguir hablando, porque tú puedes tener:

  • Actuaciones sobre tu ejercicio físico, este es mejor que sea moderado, que es el que alarga los teloneros, así que no te machaques a hacer deporte si no tienes edad para ello. Con esto podrás prevenir la obesidad, la diabetes, alteraciones cardiacas y hasta la ansiedad y la depresión entre muchas otras cosas, además de poder fomentar las relaciones sociales que también te sientan muy bien. 
  • Actuaciones sobre tu alimentación, aquí puedes hacer muchísimos cambios si crees que los necesitas, una alimentación sana y saludable siempre te ayudará a cuidar de tu salud, evitar múltiples enfermedades y por supuesto a encontrarte mucho mejor emocionalmente, porque nuestra alimentación influye de manera contundente en nuestro estado de ánimo y emocional, seguro que lo has podido comprobar. 
  • Actuaciones preventivas sobre nuestra salud, no te saltes las revisiones médicas, ten atención sobre tu salud dental, ginecológica, sobre la toma de fármacos, etc…
  • Actuaciones sobre el consumo de sustancias tóxicas, deja el tabaco y el alcohol, pero también cualquier otra sustancia que pueda ser tóxica para tu organismo. 
  • Actuaciones sobre tu descanso y sueño. Teniendo atención y respeto por tus horas de descanso y por tu higiene de sueño. Cada una la suya, la que sabes que necesitas y te sienta bien, todos no somos iguales. 
  • Atención a tu estado emocional, aquí el conocimiento de uno mismo, el diálogo interior contigo mismo, el conocerte emocionalmente es absolutamente imprescindible. A partir de ahí tomarás decisiones y harás los cambios necesarios en tu vida para encontrarte bien emocionalmente. Esto quiere decir que tendrás quizá que aprender a poner límites, a saber lo que te conviene, lo que te ilusiona, lo que te apasiona, lo que tienes que soltar porque te sienta mal, aprenderás a potenciar tu autoestima y muchas otras acciones para encontrarte bien mental y emocionalmente. 
  • Actuaciones en tus relaciones sociales, aunque te guste estar solo, al ser humano le sienta bien relacionarse con los demás, así que tendrás que actuar en este sentido si ves que es necesario, potenciando tus redes familiares y de amigos, y en tu tiempo libre intentando realizar actividades que te relajen y diviertan y dónde puedas interactuar con otras personas. Todo ello va a ser muy positivo para ti. Sé que a veces te puede dar pereza, pero te aseguro que lo agradecerás. 

Puedes hacer muchísimas cosas para potenciar tu autocuidado, en mis tres libros, “La Medicina Emocional”, “El Efecto Tarta” y “Las Ruedas Dentadas, pequeños cambios para grandes cambios”, te enseño cómo hacerlo, son libros sencillos y prácticos donde aprenderás técnicas que podrás poner en práctica fácilmente ya en tu día a día. Te ánimo a leerlos. 

Dra. Marisa Navarro. 

    

Leave a Comment