en Personal

¡Cuánto nos cuesta decir “NO”

Y qué importante es saber decir “no” cuando es eso lo que queremos hacer.
Podemos intentar ser lo más educados y diplomáticos posible, y así por ejemplo puedes acompañar el “no” con un agradecimiento. “No, gracias”, “Gracias por pensar en mí, pero no puedo”. Será mejor recibido y te costará menos decirlo. 😃
Las buenas formas nunca están de más. Siempre he sido una amante de las buenas formas. Se puede decir todo, siempre que lo acompañes de la forma adecuada. Pero si es no, es no. Y no le des más vueltas.
Y ya sabes…. el primer trozo de tarta, siempre para ti.🍰💕
Besos. 😘