en Reflexiones

Compartimentos estancos

Si observamos los distintos espacios de nuestra vida, la familia, los amigos, el trabajo, los estudios, el ocio. Te darás cuenta, con frecuencia, que lo que ocurre en una de éstas áreas suele invadir a las demás. Es posible que pienses que ésto es así. Si tengo un problema en el trabajo, ¿cómo no va a influir en otros territorios de mi vida?. Si he discutido con mi familia, ¿cómo voy a estar de buen humor en el trabajo?. Puedes verlo como algo normal, pero si lo piensas es bastante injusto para los demás, pero sobre para ti mismo. Parece inevitable, pero no lo es. Tu puedes elegir otra cosa. Puedes intentar que los distintos espacios de tu vida se mantengan en compartimentos lo más estanco posibles. De esa manera cuando cierres la puerta de uno de ellos, allí se quedarán los problemas que pueda haber, y así no contaminarán otras áreas de tu vida. Es posible que no puedas dejarlos allí totalmente, pero conscientemente tu eliges que sea así. Si lo practicas, verás que puedes estar centrado en el lugar y momento presente que estás viviendo, independientemente de los problemas que puedan existir en otros espacios de tu vida.

Marisa navarro