en Reflexiones

Por costumbre

La costumbre no es un excusa para seguir manteniendo en nuestra vida cosas que nos hacen daño, pensamientos que no nos gustan, y que nos provocan sentimientos y emociones que nos sientan mal. Acciones que nos traen consecuencias no deseadas. Te has planteado cuántas de éstas cosas hacemos «por costumbre». Es indiscutible que la fuerza de la costumbre es una fuerza poderosa, pero no dudes que tu tienes el poder de introducir «otras costumbres» en tu vida. No nos dejemos llevar por la comodidad cuando está en juego nuestro bienestar.

Marisa Navarro