en Personal

Las cosas bonitas

A veces tenemos que recordarnos la cantidad de cosas bonitas que nos pasan cada día. Solo necesitamos estar un poco más atentos.
Hay un ejercicio maravilloso que les sugiero a mis pacientes, sobre todo cuando tienden a pensar mucho en negativo.
Es “el tarro de las cosas bonitas”. Les digo que tengan un tarro de cristal en la mesita de noche. Y un taco de notas pequeño tipo “post-it” cuadrado y de color rosa, verde o amarillo. De un color alegre. Y por supuesto un bolígrafo.
Cada noche antes de acostarte escribe en una nota algo bonito que te haya pasado en el día, recuerda poner la fecha. Doblas el papelito y lo metes en el tarro.
Al final del mes, lo abres, lo vacías sobre tu cama y lees todos los papelitos.
Ya verás la cantidad de cosas bonitas que te han pasado!!!
También puede hacerse en familia compartiéndolo con tus hijos, cada uno con colores diferentes, les va a encantar!!!


Y ya sabes…. el primer trozo de tarta, siempre para ti.🍰💕
Besos. 😘

Marisa Navarro