Tag

Tu no perteneces a esa tribu.

Aléjate de aquellas personas que hacen daño gratuitamente. En muchas ocasiones nuestras palabras o nuestros actos molestan o hacen daño a otros. Esto es algo inevitable en la vida y tenemos que aceptarlo. Son los daños colaterales de nuestro caminar por el mundo. Sin embargo, los tenemos en cuenta, los sentimos, y los evitamos siempre

Cómo ser agradecidos y sus beneficios

Ayer me contaba una amiga que todos los días escribe sobre cómo se siente, y que a pesar de todos los problemas que pueda haber en su vida, le llama la atención que en todos sus escritos, siempre está dando las gracias por todo lo que tiene. Claro que tendrá que afrontar e intentar resolver

Esclavitudes

El perfeccionismo es una de las mayores esclavitudes que existen. Te somete despiadadamente, y nunca tiene suficiente, es insaciable. Por muy bien que lo hagas, siempre creerás que lo podías haber hecho mejor, que no ha sido perfecto. El prefeccionismo genera una gran cantidad de ansiedad y puede llevarte a la tristeza y hasta la

Buceando en tus experiencias.

Cualquier experiencia que vivamos en la vida tiene un objetivo, tiene un fin y una dirección. Y de ella podemos aprender mucho. No te quedes en la superficie de la experiencia. Bucea en ella y date cuenta de todo lo que has sentido al tenerla. Que nuevos pasos has afrontado y cómo te sientes ahora.

El mejor propósito para el nuevo año.

Solemos hacer montones de buenos propósitos para el nuevo año. Queremos hacer más deporte, comer más sano o dejar hábitos que no nos sientan bien. Todo eso está fenomenal. Pero uno de los mejores propósitos que podemos tener para el nuevo año es la «amabilidad». Ser más amables con los demás y con nosotros mismos.

Nuestra perfecta esencia.

Deja de intentar ser perfecto. Tu ya eres perfecto en lo más profundo de tu ser. Y formas parte de un todo perfecto. Esa perfección profunda de tu ser, que es perfecto en sí mismo, la tapamos con esa identidad externa que pretendemos, y que poco tiene que ver con nosotros, con nuestro verdadero ser.

¡Qué paradoja!

Reconozcámoslo, nos cuesta mucho pedir ayuda. Y es curioso, porque nos sentimos muy bien cuando somos nosotros los que la prestamos. ¡Qué paradoja!. Cuando la damos nos sentimos útiles, valorados, capaces, y que estamos haciendo algo hermoso. Cuando necesitamos ayuda nos sentimos incapaces, que no valemos, inútiles, y hasta podemos llegar a sentir vergüenza. Por

¿A que te sienta bien?

Busca acciones colectivas, únete a grupos, participa, forma parte de. Encuentra la que va contigo, la que te gustaría practicar. Y si no lo sabes, prueba. Somos seres sociales. Podrás serlo más o menos. Pero no te engañes. Somos seres sociales. Formar parte de, nos sienta bien. Nos hace sentirnos parte del mundo. Nos encontramos

Saber amar

Qué maravilloso es el paso del enamoramiento al amor, creemos que es amor esa primera fase de locura transitoria donde no vemos, ni olemos, ni tocamos, ni escuchamos, sólo estamos ensimismados, alucinados, el tiempo pasa lentísimo cuando no estoy con mi enamorado y rapidísimo cuando estoy cerca de él, y cuando lo vemos se nos