Tag

Confiar en que se podrá.

La seguridad está en confiar en que podrá, la seguridad no la vamos a encontrar en las posesiones, si no en creer que podremos afrontar lo que nos depare la vida, si nosotros, ante cualquier miedo que nos pueda asaltar, ante cualquier «y si», respondemos en nuestro interior «puedo afrontarlo», crecerá nuestra seguridad y se

Esclavitudes

El perfeccionismo es una de las mayores esclavitudes que existen. Te somete despiadadamente, y nunca tiene suficiente, es insaciable. Por muy bien que lo hagas, siempre creerás que lo podías haber hecho mejor, que no ha sido perfecto. El prefeccionismo genera una gran cantidad de ansiedad y puede llevarte a la tristeza y hasta la

Empújalas.

Es difícil deshacernos de nuestras creencias limitantes. Esas creencias que nos bloquean y limitan en el desarrollo de nuestra vida. Las podemos toner localizadas, sabemos cuales son y cómo actúan en nosotros. Y a pesar de ello y de nuestra decisión de soltarlas, aparecen una y otra vez, como si no se quisieran marchar, y

No te sienta bien.

Puede haber cosas en tu vida que no te sienten bien. Algunas a pesar de ello, eliges que se queden ahí, tus razones tendrás. En éstos casos, lo mejor que puedes hacer, es trabajar la aceptación e intentar mejorarlas en lo que puedas. Pero hay otras veces que eliges «soltar» eso que no te sienta

¿Juegas?

Podemos tomarnos la vida como algo realmente trascendente, donde cada cosa que nos suceda tenga una importancia vital. O podemos tomarnos la vida como si de un juego se tratara. La única diferencia será que en el segundo caso habremos disfrutado de una vida más agradable. La palabra juego nos puede asustar, pero es que

Los rituales y la rutina.

Los rituales dan sentido a la vida, y la rutina le quitan sentido a la vida. Esta frase se la escuche a una amiga y me impacto. La mayor parte de las cosas que hacemos en el día a día, acaban cayendo en la tediosa rutina. En el momento que esto ocurre, estas actividades es

Actos de fe.

Necesitamos actos de fe en nuestras vidas. No tenemos garantías. Ni mapas, ni GPS. Siempre que empezamos algo nuevo, tomamos una decisión, elegimos, dejamos algo atrás, comenzamos una nueva andadura, o damos una golpe de timón, estamos teniendo un acto de fe e nuestras vidas. Si no nos entregamos a estos actos de fe, siempre

Nuestra perfecta esencia.

Deja de intentar ser perfecto. Tu ya eres perfecto en lo más profundo de tu ser. Y formas parte de un todo perfecto. Esa perfección profunda de tu ser, que es perfecto en sí mismo, la tapamos con esa identidad externa que pretendemos, y que poco tiene que ver con nosotros, con nuestro verdadero ser.