en Reflexiones

Actos de fe.

Necesitamos actos de fe en nuestras vidas. No tenemos garantías. Ni mapas, ni GPS. Siempre que empezamos algo nuevo, tomamos una decisión, elegimos, dejamos algo atrás, comenzamos una nueva andadura, o damos una golpe de timón, estamos teniendo un acto de fe e nuestras vidas. Si no nos entregamos a estos actos de fe, siempre estaríamos en el mismo sitio. Confiamos y empezamos. Confiamos y comenzamos a andar. Confiamos y soltamos. Confiamos y creemos. Los actos de fe son actos de confianza, y sólo si nuestro camino esta llenos de ellos, podremos llegar lejos. Con cada paso, a cada vuelta del camino, con cada piedra que nos encontramos, montañas o acantilados, necesitamos tener un “acto de fe”. Confiar y seguir adelante.

Marisa Navarro

Marisa Navarro

    

Leave a Reply