Tag

Cómo y para qué contarlo

Tenemos que llevar mucho cuidado con los desahogos que hacemos con nuestros seres queridos, de otros. Tengamos en cuanta que nuestra familia y amigos nos quieren, y cualquier cosa que otros nos puedan hacer será muy mal aceptada por ellos. Puedo tener un mal día con cualquiera, y tener una gran carga emocional, y eso

Cómo evitar conflictos en la pareja.

Algo muy sencillo y que nos puede evitar muchos conflictos es no opinar sobre las familias y amigos de los demás. Esto es un generador de disputas en las parejas y también lo pueden ser en otro tipo de relaciones, aunque lo habitual es que se den en relaciones de mucha confianza. Tu pareja llega

Pedir ayuda

    

Cómo ser agradecidos y sus beneficios

Ayer me contaba una amiga que todos los días escribe sobre cómo se siente, y que a pesar de todos los problemas que pueda haber en su vida, le llama la atención que en todos sus escritos, siempre está dando las gracias por todo lo que tiene. Claro que tendrá que afrontar e intentar resolver

Esclavitudes

El perfeccionismo es una de las mayores esclavitudes que existen. Te somete despiadadamente, y nunca tiene suficiente, es insaciable. Por muy bien que lo hagas, siempre creerás que lo podías haber hecho mejor, que no ha sido perfecto. El prefeccionismo genera una gran cantidad de ansiedad y puede llevarte a la tristeza y hasta la

Dejar ir ¿y eso cómo se hace?

¿Qué significa el «dejar ir»? Nos lo dicen cuando estamos preocupados, obsesionados o con alguna crisis que nos este produciendo sufrimiento. Déjalo ir. ¿Y eso cómo se hace?. Dejarlo ir no significa que no lo vivamos, que no lo sintamos, que no nos importe, que no nos ocupemos. Quiere decir que no nos quedemos enganchados a

No te sienta bien.

Puede haber cosas en tu vida que no te sienten bien. Algunas a pesar de ello, eliges que se queden ahí, tus razones tendrás. En éstos casos, lo mejor que puedes hacer, es trabajar la aceptación e intentar mejorarlas en lo que puedas. Pero hay otras veces que eliges «soltar» eso que no te sienta

Las orejeras.

A veces no te queda más remedio que ponerte unas orejeras. Unas orejeras que hagan que sólo veas el camino que se presenta frente a ti. Son tantas las distracciones que te rodean, tantos los problemas, tantos los conflictos, que si no te pones las orejeras y empiezas a andar mirando al frente, la tormenta

Cuidado con la compasión.

Podemos ser compasivos y no juzgar a los demás. Pero esto no tiene nada que ver con saber poner límites. En ocasiones, la compasión nos lleva a terrenos donde nos hacemos daño. Ser compasivos con los demás, no significa que no tengamos claro lo que no nos gusta. Y que pongamos límites para protegernos. La

  • 1
  • 2